PNG - 57 KB
italiano | français | Español | English

LAS MÁSCARAS

I SERVI (LOS CRIADOS)

JPEG - 88.2 KB
Zanni lupo

ZANNI

Zanni, Zani, Zane, Zan, Zuane, Zuan, Zagno, Zanin, Zuanin… Giovanni, Gianni, Juan, Joan, Joao, John, Jean, Hans…y también Zagna, Zana, Zuana, Guanina…el nombre de todo el pueblo en un solo nombre.

Otras interpretaciones del significado del nombre son forzadas o enrevesadas, por ejemplo la que hace derivar Zanni de sannio, que es uno de los sinónimos latinos de histrio, histrión, bufón, cómico.

En las dicciones al sur del Apenino toscano-emiliano, el nombre está expresado claramente: Gianni y Gian, que son diminutivos de Giovanni. La “z” alpino-padana dialectaliza el nombre, pero no cambia ni la raíz ni el significado.

El nombre Zanni es nombre propio de un criado de la Commedia dell´Arte, históricamente el primer personaje de la Improvvisa, cuando ésta se representaba con pequeños grupos de personajes de aspecto, máscara, comportamiento e incluso nombre similares, donde “Zan” es una especie de prefijo igual para todos, seguido por el nombre que caracteriza al individuo: Zan Salsiccia (“Salchicha”), Zan Frittello (“Buñuelo”), Zan Tabacco (“Tabaco”), etc. Cada actor inventaba el suyo. Con estos personajes, los primeros actores del Arte representaban breves y cruentas historias de hambre, hurtos, reyertas, de manera abiertamente espectacular, llamadas zannate (plural de “zannata”). Las zannate, o comedias zannescas, actuadas por actores zannantes, son la forma originaria de la Commedia dell´Arte, caracterizada por estos personajes que exasperaban formalmente los tipos sociales bien conocidos por el público; esos personajes eran los montañeses que “no habían echado fuera el pelo de la dehesa”, sin desbastar, en búsqueda permanente de trabajo, de casa, de comida. Con la evolución de la zannesca, debida sobre todo a la introducción de la actriz, de la mujer en escena, la dramaturgia elemental de referencia se complica, se hace comedia en sentido clásico y los distintos Zan se convierten en criados fijos de distintos amos.

Por extensión, usado como sustantivo, zanni significa genéricamente criado, el personaje del criado en la Commedia dell´Arte, cualquier criado. Por tanto, el nombre propio Zanni se usa en escena, en la comedia, donde nunca hay más de uno, ya que el uso de la homonimia entre más personajes en la misma fabula, no se da en la Commedia dell´Arte. El sustantivo zanni es término técnico y no se usa en escena, en la representación. Un amo, por ejemplo Pantalone, no llama a “su zanni”, sino que llama a “su criado”; si su criado se llama Zanni, entonces Pantalone llama a Zanni. Un actor puede interpretar “un zanni”; este “zanni” puede llamarse Zanni u otro nombre. En escena podríamos tener pues “muchos zanni”, que pueden llamarse Zanni, Brighella, Franceschina (Francisquita, Paquita), Truffaldino (“Timito”, de timo, de engaño), o bien Zan Trivella (“Broca”, “Barreno”, “Perforador”), Zan Farina (“Harina”), Zagna, Zan Tager, interpretados por otros tantos artistas, especialistas cada uno del propio zanni.

JPEG - 85.3 KB
Pulcinella faviano II

Pulcinella (POLICHINELA)

IIº zanni. Gran máscara de la Commedia dell´Arte, Pulcinella -pollito, pollo- constituye la versión meridional más importante del Zanni. Pulcinella, aparte de ser, desde su aparición en los primeros años del siglo XVII, uno de los grandes protagonistas de la escena cómica, es también el más importante punto de referencia para observar y comprender el proceso de supervivencia histórica de la Improvvisa. Mientras que la Commedia estructurada desaparece, de golpe, después o por culpa de la Revolución Francesa, víctima del odio hacia los reyes y sus protegidos –por tanto también hacia los cómicos y su teatro de las máscaras-, en Nápoles y en distintas partes de la Italia meridional, sobre todo en Calabria, Pulcinella aguanta; y aguanta justamente porque se pone a disputar sobre temas políticos: está con el vencedor. Si Pulcinella sufre, por un lado, un triste final, triunfará por otro lado. Luego entra, como única máscara, en la comedia burguesa del siglo XIX y allí, bien calentita, proseguirá su existencia, máscara solitaria, carente de los altos vuelos del pasado, reducida –salvo honrosas excepciones, como Antonio Petito- a personajillo chistoso. Sin embargo la máscara encuentra su desahogo en la fiesta. En Calabria, la tradición “pucinellesca” (“polichinelesca”) es decididamente más libre y articulada: toda fiesta cuenta con su Pulcinella, que interviene como actor-solista-narrador-cantahistorias-animador-funámbulo-prestidigitador-juglar, pero también como una suerte de director de la fiesta.
Hoy en día Pulcinella tiene mucha historia, tal vez demasiada, como para ser definido de una única manera: es, pirandellianamente, «uno, ninguno y cien mil»; mas sea lo que sea, es el símbolo cómico de la emergencia más urgente, de la supervivencia pura y simple. Por ello él es todos; por sí solo no resistiría.

I VECCHI (LOS VIEJOS)

JPEG - 70.5 KB
Pantalone classico

Magnifico (MAGNÍFICO)

Magnífico, o sea magno, grande, generoso. Con el significado contrario, puesto que el Magnífico, en Commedia dell´Arte, es avaro sin paliativos. Al margen de este humanísimo defecto, el Magnífico es cabeza de familia y por tanto representa la máxima autoridad en su casa; él es quien administra no sólo la economía, las finanzas, sino también quien lleva las riendas de la casa y manda en todo aquél que more en ella; él es quien decide si el hijo o la hija (Innamorato e Innamorata) se desposarán, cuándo y con quién, dando siempre pie y pábulo al gran drama de los enamorados, que requerirá la solución que es la materia de los tres actos de la comedia, a lo largo de la cual se desarrolla. Magnífico es pues término técnico que indica ese carácter. El nombre propio lo determina la procedencia lingüístico-geográfica: Pantalone si es veneciano, Stefanel Botanga si es milanés, Zanobio da Piombino si es toscano, el Biscegliese si es pullés; y podría ser un “Pep” i alguna cosa més (“y algo más”, en catalán en el original) si le hacemos catalán; o un “Mc” and something more (“y algo más”, en inglés en el original), si le hacemos escocés, y así sucesivamente, sin que el carácter, el comportamiento, la función, cambien. El más famoso y el más presente históricamente es el Magnífico veneciano, Pantalone. Muy probablemente, el nombre sea la contracción de “piantare il leone” (“plantar el león”), o sea el símbolo de la Serenísima, de Venecia, de la República de San Marcos. Los mercaderes venecianos “plantaban el león” en los mercados mediterráneos y orientales, conquistaban el mundo abriendo mercados y dominando las economías. Nuestro Pantalone, por tanto, es un mercader veneciano, un perfecto ejemplar del dinamismo artero, taimado y popular, mas también orgulloso, refinado y opulento de la poderosa y maravillosa ciudad-Estado.

JPEG - 62.6 KB
Dottor Plus Quam Perfectus

Dottor Plus Quam Perfectus (DOCTOR PLUS QUAM PERFECTUS)

Clásico doctor boloñófono con sobreposiciones multilingüísticas. Gran todólogo, “Gran Viejo”, padre de uno de los dos enamorados, amigo-enemigo del Magnífico, con quien se encuentra en eterna relación conflicto-complicidad.
La máscara tiene la estructura más reducida: la frente y la nariz. La frente es indispensable como símbolo de genialidad, la nariz como centro cómico de la cara.
Doctoresco en todo, es en realidad una continuación del antiguo charlatán que impone un saber espectacular, pero más que dudoso, a sabiendas de la ignorancia ajena –de los demás personajes-, puesto que de hecho son todos o más ignorantes (criados o capitanes) o terriblemente ensimismados en sus propias grandes alegrías y propios grandes dolores (enamorados) como para prestar atención a sus doctos garrafales errores. El público reconoce sin equívocos al charlatán descarado y presuntuoso. Sin embargo hay algo en lo que sí que es grande, grande de veras: en gastronomía. Ahí sobresale. Y se exalta, se conmueve, “se pringa” con la descripción de la receta de, por ejemplo, la verdadera lasagna y se escandaliza, se indigna, se enfurece a la hora de criticar ciertas bárbaras variaciones y determinados innobles procedimientos.
El Dottore es la proyección de las aspiraciones lo más materiales posible de todo un pueblo de hambrientos que ven en él, en su panza desmesurada, en su pronunciación crasa, en su lenguaje que reinventa explosivamente todos los lenguajes, en sus exteriorizaciones intestinales, desbordantes como su gestualidad, la realización de los más golosos y prohibidos deseos internos.

I CAPITANI (LOS CAPITANES)

JPEG - 71.7 KB
Capitano Spaventa

Capitano Spaventa

(“El que espanta”, “El que pone espanto en los demás”)
El que amedrenta, espanta al enemigo. Por extensión, en la versión de Francesco Andreini, se llama Capitano Spaventa Della Valle Inferna (“Capitán Espanto del Valle Infernal”).
El Capitano, en Commedia, es el guerrero, el bravucón, el mercenario, el hombre de armas. Gran combatiente y gran amador, es un héroe en ambos frentes. Solitario, por motivos ya sean cómico-poéticos, ya sean funcionales. Forma pareja cómica con su criado, cuando lo tiene. Es extranjero, viene de lejos, ha visto el mundo entero, ha visto cosas que ningún otro ha podido haber visto y ha hecho cosas que ningún otro puede haber hecho. Habla su lengua de extranjero sospechosamente mezclada con la del lugar (o sea la del público). Naturalmente es un fanfarrón, es el fanfarrón por excelencia; “fanfarrioso” de extraordinarias aventuras, proezas y hazañas heroicas y eróticas. En realidad es un simple y un cobarde. Sin embargo, esta terrible realidad, que él percibe vaga e inquietantemente, queda absolutamente oculta. Exaspera su imagen viril y victoriosa para obtener así beneficios y satisfacciones, mas sobre todo para esconder la verdad íntima, que le causa un gran pesar. Nuestro Capitano es muy actual. Todo su ser se mueve en la dirección de procurar de sí mismo aquella gloriosa y grandiosa imagen sin la cual está acabado, fallido, inexistente, muerto. Todo intento de imponer la imagen de sí mismo constituye un paso hacia el desastre. El Capitano que lleva a cabo una “bravura” es un buenísimo ejemplo de teatro pensado para todo el público, todos los niveles de comprensión y disfrute. De hecho su dimensión de héroe de taberna lo hermana con el público equivalente, pero los contenidos de cultura sabiamente adquirida “de oídas”, alzan poco a poco el vuelo hasta imponerse a los paladares más finos. En este sentido, el Capitano es como debería ser –en nuestra opinión- el teatro, todo el teatro: claro, popular (o sea para todos), divertido, refinado; y también “problemático”, como lo es el Capitano. El Gran Fabulador posee pues esta dimensión guerrera y además la amorosa. Es un gran amador. El animal hombre de sexo “varón”, no falla. De sus dotes amatorias, goza –amén de él mismo- sobre todo su referente y equivalente femenino, la Segunda Mujer, o Signora (“Señora”), joven, bella, arrogante, fanfarrona como él, (mas no cobarde, sino más bien agresiva), mujer del irremediable, constitucionalmente cornudo Magnífico, o bien (pues es lo mismo) del Dottore. Es obvio que la Signora, al desposar a un viejo, ha desposado su capital, que tanto quiere y por el que exhibe afecto, desarrollando el tema del estatus con la misma poética y temática que el capitano en relación al heroísmo: ambos padecen de un problema de imagen.
Con su función de “intruso”, de “incómodo tercero”, el Capitano lleva encima la marca de la culpabilidad y el destino del “desenmascaramiento”. Se rehará de la vergüenza y de la zurra finales con lo imprescindible para preparar una salida de escena que sirva de telón de fondo a su mitomanía, la cual a su vez le hará imaginar, terapéuticamente, un futuro de mayores glorias y triunfos.

MASCHERE SOCIALI (MÁSCARAS SOCIALES)

JPEG - 69.6 KB
Androgina

Andrógino

Andrógino es máscara tanto masculina como femenina. Máscara social, accesorio personal que se pone y se quita, usada por los personajes “bellos”: Innamorato (Iº amoroso), Innamorata (Iª amorosa), Signora (IIª amorosa), Capitano no enmascarado (IIº amoroso).
El Andrógino es máscara de disimulación y sirve para esconder el rostro y así no ser reconocido: se utiliza en situaciones embarazosas, en la clandestinidad, en acciones secretas, o simplemente para no verse en la obligación de tener trato con los demás.

SATIROS

JPEG - 85.5 KB
Satiro gran cornuto

Sátiro «Gran Cornudo»

La Commedia dell´Arte no representaba sólo comedias, sólo teatro cómico. Una parte del repertorio era de naturaleza poética: comedia pastoral, marinista, de ambientación en los bosques. Aparecían personajes mitológicos, como sátiros y ninfas, tritones y sirenas. Adaptadas al uso y consumo de una relación actor-público muy directa, estos personajes participaban de las intrigas amorosas y zannescas de la comedia propiamente dicha.
El sátiro “gran cornudo” se llama así por razones obvias. Esta máscara contiene elementos clasicizantes, mas también medievalizantes, siendo percibida por el público más como diablo que como sátiro.

MASCHERE «MODERNE» (MÁSCARAS «MODERNAS»)

JPEG - 72.6 KB
Zanniskinhead

ZanniSkinhead

Máscara realizada para la Rockomedia dell´Arte: THE ZANNI SKIN KOMEDY. Este trabajo nuestro constituye el experimento más “osado” en el cuadro del proyecto de continuidad de la Commedia. Zanni Skin es un IIº zanni por características formales y comportamentales. No es criado, en sentido estricto. Inspirado en las marginalidades juveniles metropolitanas, es si acaso un “rehén” de la violencia gratuita, de un formalismo tribal rígido a pesar de los exteriores acratoides; pero es que el Zanni histórico es un poco así, marginal y acratoide; comparten ambos un comportamiento propio de las realidades marginales de este tipo: el hedonismo inmediato, la búsqueda del placer al instante, de cualquier índole, con tal de que se satisfaga al momento; y poco importa que se trate de estupro, de prender fuego o de hacer girar bastones con clavos.